Ir al contenido principal

A veces no estoy...


A veces no estoy para todos… 
Porque yo también me hago falta...

A veces no estoy para nadie porque también yo me hago falta, también necesito escucharme, remendar mis espacios rotos, limar mis esquinas afiladas. Por ello, si no contesto los mensajes o si pongo en silencio mi teléfono durante unas horas o unos días, no quiere decir que haya cerrado puertas al mundo, sólo he ido de paseo conmigo misma, con ese alguien que había largamente descuidado.

Comentarios

CarlosMxAx dijo…
es necesario una pausa
un momento de silencio
entre tanto ruido
pero no olvides volver

saludos!